Reducción de estómago: la solución ideal - Clinica Ciplex

LÍDERES EN CIRUGÍA PLÁSTICA, MEDICINA ESTÉTICA Y CIRUGÍA DE LA OBESIDAD

phone-icon

Lunes-Viernes

10:00h - 14:00h

16:00h - 20:00h

Reducción de estómago: la solución ideal

reducción de estómago

La reducción de estómago es una de las soluciones más efectivas a la hora de controlar o poner fin a la obesidad, la obesidad mórbida o a personas con kilos de más. La operación de reducción de estómago también está indicado para aquellas personas que son incapaces de bajar de peso de manera natural. El exceso de grasa corporal puede provocar la aparición de obesidad mórbida. Este tipo de obesidad en considerada, según la OMS, una enfermedad grave. Para ello, la operación de estómago es una solución prácticamente invasiva pero muy eficaz. Y aquí te contamos qué es y para quién está indicada.

¿Qué es la obesidad?

La obesidad o el sobrepeso se define como la acumulación excesiva o anormal de grasa que provoca problemas en la salud. Las principales causas del sobrepeso o la obesidad vienen derivadas del desequilibrio energético entre las energías consumidas y las gastadas. A nivel mundial, la ingesta de alimentos grasos ha aumentado y, a la vez, se da un descenso en la actividad física. El descenso de la actividad física viene derivada de los cambios en las formas de trabajo, en los nuevos modos de transporte y la falta de naturaleza, así como, el propenso sedentarismo de la sociedad actual.

El IMC es el Índice de Masa Corporal, y es el barómetro que se usa para saber el peso que una persona ha de tener acorde a su cuerpo. Se calcula dividiendo el peso de una persona en kilos por el cuadrado de su talla en metros (kg/m2). Si el IMC es un número elevado, puede llegar a ser un factor de riesgos en ciertas enfermedades. Es por ello por lo que la obesidad supone un riesgo de enfermedades como la diabetes, algunos cánceres, las enfermedades cardiovasculares o trastornos del aparato locomotor, como la osteoartritis. Además, las consecuencias de la obesidad influye en la esperanza de vida. Esta enfermedad puede acortarnos la vida hasta en unos diez o quince años.

La reducción de estómago como solución a la obesidad

Esta operación está indicada para un grupo de personas cerrado, ya que no todo el mundo es indicado para esta operación. La reducción de estómago está indicada para personas con un Índice de Masa Corporal mayor a 40. Además, para personas con el IMC en torno a 35 si padecen enfermedades como hipertensión, diabetes o colesterol alto. Por otro lado, es una operación para personas mayores de edad y se recomienda altamente que no sean fumadores. Existen diferentes tipos de operaciones de reducción de estómago, pero encontrar la que mejor se adapte a ti no será difícil.

La reducción de estómago implica, de forma indirecta, una mejora en todas las patologías que el paciente podría padecer. La obesidad o el sobrepeso conllevan problemas de salud como la hipertensión, reflujo, hipercolestorolemia, asma o apnea de sueño. Una vez realizada la operación, la persona comienza a perder peso, por lo que la recuperación en todo este tipo de patologías es bastante temprana.

Asimismo, existe una gran serie de ventajas tras realizar operación de reducción de estómago. Principalmente, las operaciones de reducción de estómago suponen una gran mejora en la calidad de vida, ya que el paciente recupera la vida previa al sobrepeso. Asimismo, mejora la presión arterial, la apnea de sueño, así como mitigar problemas óseos y articulares. La reducción de estómago, y, por tanto, la consecuente pérdida de peso mejora considerablemente la capacidad respiratorio, Además, gracias a reducir la tripa, se produce una mejoría en la capacidad de movimiento y la resistencia. Por otro lado, el fin de la obesidad supone una clara mejora en la salud en términos generales, por lo que evita problemas de salud futuros.

¿En qué consiste la operación?

En Clínica Cíplex, una de las mejores clínicas reducción de estómago, nos especializamos en la Sleeve Gástrico como técnica de reducción más efectiva en la actualidad. La operación de reducción de estómago supone reducir el tamaño del estómago en un 80%. Para ello, el cirujano realiza unas cinco incisiones en el estómago, bastante pequeñas. Las incisiones no llegan a más de uno o dos centímetros, por los que se introduce el material de Laparoscopia. El estómago se reduce de tal forma que adquiere la forma de tubo, consiguiendo una restricción de la cantidad de alimentos ingeridos. La operación de estómago es un proceso quirúrgico que no suele ser mayor a una hora. La operación quirúrgica se realiza bajo anestesia general, y el paciente deberá permanecer ingresado en instancias hospitalarias durante un mínimo de un par de días, para evitar mayores riesgos.

Al verse reducido el tamaño del estómago, la cantidad de alimento ingerida será menor, y, por lo tanto, el paciente percibirá mucho antes la sensación de saciedad. Este tipo de operación supone también que los alimentos ingeridos pasarán, pero sin dejar de absorber todos los nutrientes necesarios. Otra de las ventajas de la operación de estómago es que el paciente deja de segregar ghrelina. La ghrelina es una hormona reguladora del apetito, lo que influye directamente en la ansiedad por comer que ciertas personas padecen, por lo que a su vez, favorecería la disminución de la ingesta de alimentos.

De esta manera, esta operación no supone un problema para el funcionamiento de todas sus funciones, así como el trayecto gastrointestinal, que se mantiene intacto. La reducción de estómago no supone una problemática derivada del sistema digestivo, como la anemia o el déficit de vitaminas, ya que la reducción estómago permite todos los nutrientes consumidos.

¿Qué hago tras la intervención?

Como todas las intervenciones, la reducción de estómago requiere un cuidado posterior para evitar el temido «efecto rebote». Para ello, se recomienda mantener un estilo vida saludable y evitar la ingesta en exceso de comida. Se recomienda que el paciente siga unas pautas tras la operación, como las siguientes:

  • Tras la operación, se recomienda ingerir líquidos y purés.
  • Dejar de comer cuando notes saciedad.
  • Evitar alimentos como la carne, el arroz o la pasta. Al menos, durante un tiempo tras la operación.
  • Recurrir a alimentos como verduras, frutas o proteínas, que son ricos en nutrientes.
  • Hacer seis comidas, sin picar.
  • Comer despacio, invirtiendo unos 20 minutos en las comidas.
  • Beber dos litros de agua al día, pero siempre a sorbos pequeños.

La reducción de estómago es una de las grandes estrellas en las consultas. Las operaciones de estómago, en especial, la reducción, se ha convertido en una de las operaciones más buscadas. La medicina estética y la cirugía estética suponen un gran avance en la ciencia. Este tipo de intervención supone una gran ayuda para aquellas personas que buscan dar solución a un problema estético y, a la vez, médico, como lo es el sobrepeso. En Clínica Cíplex somos expertos en la realización de este tipo de operaciones. Si estás buscando información, contacta con nosotros y estaremos encantados de atenderte.

¿Te ha gustado? Compártelo:
Escríbenos un WhatsApp