LÍDERES EN CIRUGÍA PLÁSTICA, MEDICINA ESTÉTICA Y CIRUGÍA DE LA OBESIDAD
phone-icon

Lunes-Viernes

10:00h - 14:00h

16:00h - 20:00h

¿Puedo someterme a una Cirugía de la Obesidad?

criterios_cirugia_obesidad

El exceso de grasa corporal puede llevarnos a un problema de obesidad mórbida al alcanzar un índice de masa corporal de más de 35 o 40. La obesidad es considerada por la OMS como una enfermedad grave, que puede llegar a acortarnos la vida útil incluso de 10 a 15 años. La esperanza de vida disminuye según nuestro peso corporal aumenta.

Esta enfermedad, sin embargo, no viene sola, sino que conlleva otro tipo de complicaciones para la salud de quien la padece. Son enfermedades relacionadas con la obesidad, como resistencia a la insulina, el hígado graso, la diabetes tipo 2, hipertensión, apnea del sueño e incluso cáncer.

La cirugía bariátrica se presenta como una solución para aquellas personas que no consiguen bajar de peso. En Cíplex Extremadura, contamos con un equipo especializado en las diferentes técnicas de cirugía de la obesidad, siendo muchos los pacientes que han conseguido mejorar la calidad de vida gracias a esta intervención.

¿Qué criterios se toman en cuenta para ser paciente de una cirugía bariátrica?

Si ha probado todo tipo de dietas y sigue sin perder peso y padece algún tipo de enfermedad relacionada con la obesidad, en estos casos lo más efectivo es la cirugía.

Los riesgos de este tipo de operaciones hoy en día son mucho menores que la mayoría de las enfermedades causadas por la obesidad. 

1- Edad:

Lo habitual es que el paciente tenga una edad comprendida entre los 18 y los 65 años. Es necesario haber alcanzado la mayoría de edad para poder realizarse una reducción de estómago, puede debe haber completado su desarrollo y no estar en edad de crecimiento. 

Y con más edad de los 65 años no es que haya más riesgo de por sí o que no vaya a ser efectiva la intervención, se trata mayormente del estado de salud de la persona. Por ello, la clave estará siempre en un buen diagnóstico, 100% personalizado, en el que nuestro equipo altamente cualificado realizará un estudio de riesgo operatorio, teniendo en cuenta el riesgo cardiovascular del paciente, el riesgo anestésico y el deterioro de salud que pueda tener.

2- Peso:

Para poder ser paciente de una operación de reducción de estómago, es necesario tener un IMC por encima de los 35 o 40 y, que haya estado intentando bajar de peso previamente mediante otros métodos -dieta, ejercicio, medicamentos, etc.- y aún así no ha logrado resultados. Debe saber que, tras la operación, lo que se busca es un cambio en el estilo de vida.

El exceso de peso debe ser causado por otros motivos que no sean trastornos endocrinos.

3- Enfermedades relacionadas con la obesidad:

Para pacientes con menos IMC pero que presentan problemas de salud directamente relacionados con la obesidad, como pueden ser:

-Diabetes tipo 2

-Apnea de sueño

-Presión arterial alta

-Hígado Graso

-Dolor en articulaciones de rodilla o cadera por el exceso de peso.

4- Anestesia:

Para poder ser operado por laparoscopia, el paciente debe poder ser sometido a anestesia general

Pacientes con múltiples operaciones abdominales o con baja reserva cardiaca pueden tener complicaciones técnicas durante la intervención, para lo que habrá que trabajar a una presión intra-abdominal más baja. 

5- Criterios psicológicos:

No debemos olvidar el componente psicológico, pues será necesario que el paciente tenga capacidad para comprender lo que conlleva desde el inicio, comprometerse durante todo el proceso hasta que alcance su normopeso, y adherirse a los cambios en el estilo de vida que supondrá la cirugía bariátrica.

6- Embarazo:

Para aquellas mujeres que estén pensando en quedarse embarazadas, podrán hacerlo sin problema más adelante, pero se recomienda esperar al menos un año tras la intervención de obesidad. Además, las posibilidades de embarazo habrán aumentado gracias a la reducción de estómago, debido a que la obesidad provoca desajustes hormonales que pueden llevar a problemas de fertilidad.

Cirugía laparoscópica como solución al problema de obesidad

Si el ejercicio y la dieta por sí solos no resuelven el problema del exceso de peso, la cirugía bariátrica puede ser la solución, ya que es una operación que ayuda a perder peso de manera efectiva y permanente al restringir la ingesta de alimentos por la disminución del tamaño del estómago mediante diferentes técnicas –bypass gástrico, banda gástrica o tubo gástrico-.

La reducción de calorías absorbidas permite que los pacientes pierdan peso progresivamente, a la vez que son guiados por nuestro equipo médico para llevar a cabo un cambio en su alimentación y adoptar un estilo de vida saludable que ayude a logar los objetivos.

La cirugía bariátrica es laparoscópica, lo que quiere decir que no se trata de cirugía abierta, como se realizaba hace años, por lo que las incisiones son de muy pequeño tamaño, reduciendo complicaciones postoperatorias y permitiendo un alta hospitalaria más temprana. El riesgo ha sido reducido notablemente gracias a las nuevas tecnologías y a la especialización de los profesionales médicos en este tipo de técnicas.

En definitiva, la cirugía bariátrica puede ayudarte con la pérdida de peso que te devolverá la calidad de vida y la salud. Pide tu primera cita gratis con nuestro equipo médico en el 924 041 130 para infórmate de todo y conocer tu caso particular.

¿Te ha gustado? Compártelo:
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR
Abrir chat
Escríbenos un WhatsApp