LÍDERES EN CIRUGÍA PLÁSTICA, MEDICINA ESTÉTICA Y CIRUGÍA DE LA OBESIDAD
phone-icon

Lunes-Viernes

10:00h - 14:00h

16:00h - 20:00h

Mamas tuberosas, ¿a qué se deben? ¿cómo corregirlas?

mamas_tuberosas

Muchas chicas vienen a la consulta descontentas con la forma de su pecho sin saber exactamente el por qué. Su problema tiene un nombre concreto: mamas tuberosas. Tienen forma de tubo (de ahí su nombre) debido a una falta de desarrollo del polo inferior. ¿La solución? Un aumento mamario, habitualmente con prótesis anatómicas, que corrija la forma y la redondee para darle un aspecto más natural.

Ahora que ya sabemos un poco a lo que nos estamos refiriendo, ahondemos más para explicar su causa, cómo identificarlas y, por supuesto, cuál es su solución.

Mamas tuberosas, ¿qué son y a qué se deben?

Las mamas tuberosas son una malformación congénita que aparece durante el desarrollo del pecho, en la pubertad. Se caracteriza por un polo inferior mamario poco desarrollado. Esto es consecuencia de la existencia de un anillo fibroso en la base del seno, impidiendo un correcto crecimiento de la mama y dando lugar a un aspecto tubular. 

Este «anillo» fibroso puede encontrarse en uno o ambos senos, e impide un adecuado crecimiento del pecho con forma circunferencial durante su desarrollo. Por ello, la mama crecerá solo hacia la areola, sin aumentar el tamaño de la base del pecho. 

La areola es una zona frágil y se hernia, dando lugar a un tamaño desproporcionadamente grande en relación a la mama. 

¿Qué diferencia hay con un aumento de mamario normal?

La solución a esta malformación pasa por un tratamiento de cirugía de mamas, donde se corrija la forma tuberosa de los senos. El uso de prótesis mamarias ayudará a darle una forma más redondeada y natural.

Es algo más complejo que un sencillo aumento mamario o que una elevación de pecho. Se trata de una cirugía considerada reconstructiva, donde el resultado estético cobra vital importancia.

Dependiendo del tamaño de la prótesis, se realiza una incisión de entre 4 y 6 cm, y se realiza un bolsillo anatómico que, salvo excepciones concretas, será por debajo del músculo pectoral, es decir, por detrás del tejido mamario. Es ahí donde irá alojada la prótesis. Para estos casos de mamas tuberosas es recomendable realizar unos cortes radiales internos en el polo inferior del pecho. De esta manera se consigue cortar esos anillos fibrosos que estrangulaban la mama, y hacer que finalmente, el polo inferior se distienda bien.

Se trata de una cirugía compleja, con muchos detalles y que requiere mucho detalle en la personalización de cada caso. Además del uso de prótesis mamarias, un injerto de grasa con podría ser de ayuda para dar el volumen deseado a la mama. 

¿Qué tipo de prótesis mamaria es la más adecuada en estos casos?

Con el uso de los implantes, podremos redondear los senos y bajar el surco para que el pecho quede con su nueva forma. La elección del tamaño más adecuado dependerá de la indicación que dé el cirujano y las preferencias del paciente.

Prótesis anatómicas: son un poco aplanadas en su polo superior, como si fuera una gota, simulando más la caída de la glándula mamaria sin sujetador. Su aparición es más reciente que las redondas, y son las más indicadas para las mamas tuberosas y otras reconstrucciones mamarias, ya que consiguen distender con mayor facilidad por su forma el polo inferior de la mama que está poco desarrollado.

Prótesis redondas: por otro lado tenemos el implante más clásico, que NO suelen estar indicados en una mama tuberosa.

¿Cómo reconocer si mis mamas son tuberosas?

Podemos encontrar mamas tuberosas de diferentes tamaños y volúmenes. Pero todos tienen en común que son mamas largas con una base estrecha, areolas grandes y formas cilíndricas. 

Hay dos grados:

Total: La mama solo crece hacia delante y adquiere la típica forma de tubo o biberón.

Parcial: la mama no puede crecer hacia la zona inferior de la mama quedando un surco alto, cercano a la areola, con escasa glándula entre el pezón y el surco. Tener la marca del sujetador por debajo de donde termina la mama, es algo común entre las pacientes que acuden a nuestras clínicas en Badajoz o Portugal por esta causa.

Algunas de las características más comunes de las mamas tuberosas pueden ser:

-Pechos con una amplia separación entre los mismos.

-Suelen presentar asimetrías, de forma que las areolas quedan más lateralizadas de los habitual.

-La forma del pecho es tubular, alargado debido al poco desarrollo del polo inferior.

-La areola suele presentarse bastante grande en relación al resto de la mama.


-Son pechos más bien pequeños y con predominio glandular por detrás de la areola.


-Poseen una areola grande o dilatada, en comparación con la mama.

Lo conveniente es que un equipo profesional y especializado como el de Cíplex Extremadura pueda evaluar cada caso para identificar y realizar un correcto diagnóstico 100% personalizado.

¿Te ha gustado? Compártelo:
Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Al clicar en "Aceptar" , ACEPTA SU USO y lapolítica de cookies.     ACEPTAR
Abrir chat
Escríbenos un WhatsApp